24/04/2015 by cc_admin

Gracias Cambio Creativo por cambiar mi perspectiva del mundo

Por Elias Santos Dubón, voluntario de programación educativa

Mi nombre es Elías, soy de Honduras. Viniendo de un país conocido por las mayores dificultades en Centro América, siempre tenía una cierta imagen de la riqueza de Panamá con su famoso canal y suerte económica. Aunque algunas de mis ideas eran real, nunca imaginé que a pesar de la fortuna de que hay muchos lugares sufren de la misma dificultad que veo en mi propio país.

Yo recuerdo el primer día cuando llegamos a Colón en bus de Panamá. De venir de la cuidad Panamá con sus edificios súper altos, caminos limpios y transporte moderno, me sorprendió de ver la otra cara del canal en la ciudad de Colón con sus estructuras deshaciéndose las calles en descuido llenas de agua y basura. A pesar de que Colón ha sido una ciudad olvidada, en poco tiempo aprendí de ver más al fondo de ese apariencia y ver toda la gran riqueza en cultura comunidad que tiene la ciudad y sus residentes que hace falta en su ciudad hermana de Panamá.

Ese sentimiento quedó conmigo durante mis primeros días conociendo también la comunidad de Coco Solo. Rodeado de unos de los puertos más grandes de las Américas y millones de container llenos de todo lo que un país necesita por todos sus ciudadanos, la comunidad Coco Solo es un drástico contraste de la injusticia económica mundial. A pesar de los edificios caídos y abandonados, cuando entras en el centro de Cambio Creativo, en el espacio donde trabajan los niños, sientes que estás en otro mundo ya que por fuera es una realidad y por dentro es una esperanza brillante. Durante diciembre y enero tuve la oportunidad de estar rodeados de niños/as jóvenes haciendo diferente talleres como artesanía, regalos reciclados, galletas navideñas y mucho más compartiendo algo nuevo en nuestras vidas. Aunque fue muy difícil al estar sin tanto apoyo o estructura, la energía de los niños me motivo de seguir colaborando y desarrollar el programa de educación.

Con esa inspiración y el apoyo de Michael Brown, Jesús Blanco, pudimos estructurar un programa de tutoría y reclutamiento de maestra y acercamiento con padres y niños de Coco Solo. En el mes de marzo se lanzó el programa para la comunidad de Buena Vista. Ahora llevamos más de un mes con el nuevo programa y siento un gran orgullo de los avances y éxitos que hemos visto en cada uno de los niños, el programa y el personal manejando en poco tiempo. Los niños que llegaron y que me hicieron pasar unos días difíciles ahora se han unidos como un grupo inspirador para lo demás niños de la comunidad, su comportamiento ha sido transformado en niños líderes de las clases esto ha sido muy inspirativo para mi vida.

Aunque siento muy triste por tener que salir, siento una gran seguridad el éxito que van a tener al final de año y en el futuro. Durante los meses que estuve colaborando con Cambio Creativo fue de mucho aprendizaje, pero valió la pena de llegar a Panamá y conocer personas muy bondadosas y con un gran corazón y una visión igual que de las personas que es apoyar y dar la mano a los que más lo necesitan.

Gracias a Michael, Jesús, Diana, Orlando, Melissa, Beatriz y las personas de la junta directiva por brindarme esta gran oportunidad de ser parte del gran cambio y que también ha cambiado mi perspectiva del mundo.